Ceiba y sus miembros han liderado los esfuerzos para ayudar a los puertorriqueños después del Huracán Maria

in Array
Ceiba y sus agencias afiliadas están trabajando incansablemente para ayudar a los puertorriqueños afectados por el Huracán María, tanto los que todavía están en la isla como los que están viniendo a Pensilvania
 
 
 
Concilio, un miembro de Ceiba, ha jugado un papel prominente en este esfuerzo. Concilio ha sido el patrocinador fiscal de Unidos PA’PR, la organización principal en el sureste de Pensilvania que provee ayuda a las víctimas del Huracán María. Unidos PA’PR fue formado semanas antes del 20 de septiembre de 2017 cuando el Huracán María azotó a Puerto Rico con vientos constantes de 155 millas por hora. Unidos PA’PR fue creado para abordar la amenaza del Huracán Irma que el 7 de septiembre de 2017 rozó Puerto Rico, matando 12 personas y dejando a un millón de ciudadanos sin electricidad.  Pero mientras trabajaba Unidos PA’PR para arreglar el daño del Huracán Irma, no se sabían que el Huracán María, el quinto huracán más grande en la historia de los Estados Unidos, iba a tocar tierra directamente en Puerto Rico. 
 
Hasta ahora, Unidos PA’PR ha recaudado más de $335.000 para ayudar a víctimas de los huracanes. Este dinero ha sido usado para adoptar a 2.000 familias en Puerto Rico y proveer filtros de agua, carpas, lámparas y mosquiteros entre otras cosas a familias en la isla. Además de ello, los fondos han sido utilizados para enviar 8 millones de libras de ayuda humanitaria a Puerto Rico.
 
La Alianza Comunitarias de Norris Square (NSCA), otro miembro de Ceiba, recaudó más de $3.600 para Unidos PA’PR y recolectó 50 paletas de comida, agua y provisiones. En octubre, NSCA dedicó su festival anual del vecindario para aceptar donaciones. Empleados de NSCA ayudaron de manera voluntaria en las bodegas de Unidos PA’PR recopilando y transportando los materiales donados a las bodegas centrales donde la ayuda humanitaria recolectada fue empaquetados y enviados a Puerto Rico.
 
Esperanza, otra organización de la coalición de Ceiba que se encuentra localizada en el noreste de Filadelfia, ha provisto servicios a más de 45 familias de evacuados de Puerto Rico a través de su departamento de Consejería de Vivienda. Más de tres meses han pasado desde que el Huracán María azotó la Isla de Puerto Rico y todavía la mayoría de la isla (la cual es un poco más grande que Connecticut) no tiene electricidad, haciendo que este apagón es el más grande en la historia de los Estados Unidos. Sin electricidad y servicios cruciales, muchas personas están saliendo de la isla por necesidad. Un destino muy popular para estos evacuados es Pensilvania; un reporte reciente publicado por el Centro de Estudios Puertorriqueños en Hunter College estima que más que 56.000 puertorriqueños van a llegar al estado de Pensilvania antes del 2019. Durante el último trimestre del 2017, la oficina de CareerLink de Esperanza ha ayudado a más de 15 personas que han salido de la isla en búsqueda de trabajo. Siete de ellos ya se encuentran trabajando. Esperanza College ha ayudado a cinco estudiantes evacuados de Puerto Rico para que continúen sus estudios universitarios en Filadelfia. 
 
Los esfuerzos de Ceiba a favor de las víctimas de los huracanes están enfocados en la convocatoria, coordinación y activismo. Hasta ahora, como parte de Unidos PA’PR, Ceiba ha ayudado a:
 
Organizar dos convocatorias grandes con organizaciones sin fines de lucro en Filadelfia en el mes de noviembre
Coordinar la estructuración de grupos de trabajo de organizaciones sin fines lucro para ayudar a los evacuados de Puerto Rico
Trabajar de manera conjunta con FEMA para producir dos seminarios virtuales (webinars) sobre cómo ayudar a los evacuados a registrarse con FEMA y determinar su elegibilidad por ayuda de FEMA
Planificar una clínica legal gratuita sobre FEMA con la colaboración del Colegio de Abogados Hispanos de Pensilvania y el Toll Public Interest Center de la Escuela de Derecho de la Universidad de Pensilvania
 
El activismo de Ceiba está enfocado en ayudar a la población del sureste de Pensilvania y a las representaciones legislativas a entender la gravedad de la crisis humanitaria en Puerto Rico y las necesidades de los evacuados que han venido a Pensilvania. Estas actividades incluyen:
 
Realizar exposiciones durante convocatorias y conferencias
Reunirse con el personal legislativo en Washington D.C.
Coordinar actividades de activismo con organizaciones nacionales puertorriqueñas y grupos estratégicos 
 
Todavía queda mucho trabajo por hacer en la reconstrucción de Puerto Rico y la ayuda de los evacuados que vienen a Pensilvania. Ceiba y los miembros de su coalición, en los próximos meses continuarán colaborando con otras organizaciones sin fines de lucro y entidades gubernamentales en estas importantes temáticas.